Las cookies nos ayudan en la prestación de nuestros servicios. Mediante el uso de nuestros servicios declara estar de acuerdo sobre la utilización de cookies por nuestra parte. Conocer más.

Desenrollar cables por completo

¿Por qué desenrollar siempre un tambor de cables entero y desenredar todo un cable alargador?

Seguro que alguna vez le ha llamado la atención, en la etiqueta de un tambor o una caja de cables, el que aparezcan por ejemplo las siguientes indicaciones:

(Estas indicaciones sirven para su propia seguridad y deben seguirse lo mejor posible.)

Puede saber con facilidad cuánta potencia tiene realmente el dispositivo que utiliza consultando estas indicaciones en la llamada «placa de características».

Pero, ¿por qué debe desenrollarse por completo un tambor de cables con una gran carga?

Los enrolladores de cables, como por ejemplo tambores o cajas de cables, se calientan extremadamente por el centro del cable enrollado. Es por ello que se necesitan interruptores térmicos (protección contra sobrecalentamientos) que interrumpan la corriente a partir de aprox. 65 ºC. Sin esta protección contra sobrecalentamiento, el aislamiento del cable puede fundirse y provocar la destrucción o, en el peor de los casos, un incendio en el enrollador.

Un cortasetos, por ejemplo, tiene entre aprox. 500 y 700 vatios. Esto significa que, si quiere arreglar su seto y solo conecta el cortasetos al tambor o la caja de cables, no correrá ningún riesgo si el cable no está completamente desenrollado, pues < 1.000 vatios.

Un cortacésped eléctrico, por el contrario, puede tener ya más de aprox. 1.500 vatios y, por tanto, solo debe utilizarse en conjunción con un cable completamente desenrollado (del tambor de cables).

¿Y cuándo se activa la protección contra sobrecalentamiento? ¿Cómo funciona?

La protección contra sobrecalentamiento se activa cuando se dan temperaturas demasiado altas en el centro del tambor. Estas se producen cuando no se desenrolla el cable lo suficiente y cuando un flujo de corriente demasiado alto a los consumibles conectados genera calor (efecto bobina). No obstante, este efecto también puede darse por otras fuentes de calor, como por ejemplo la radiación solar o las máquinas en entornos cerrados.

Procedimiento en caso de activación de la protección contra sobrecalentamiento:

Si el interruptor de protección contra sobrecalentamiento (bimetálico) ha interrumpido la corriente, desconecte el conector de la red y desenchufe todos los consumibles. Desenrolle el cable por completo y deje que se enfríe el desenrollador de cables. Después de unos minutos, podrá pulsar brevemente el botón en la placa del enchufe y volver a insertar el conector de red. Ahora deberá haberse restablecido el flujo de corriente. Si no es así, incluso pasado un tiempo prolongado, puede ser que el interruptor haya sufrido daños por una sobrecarga y deba cambiarse.

No obstante, para evitar un sobrecalentamiento innecesario del cable, este debe desenrollarse siempre por completo del cuerpo del tambor.